“Aprendiendo a comer…”

Son muchas las experiencias de aprendizaje a las que se enfrentan los niñ@s desde el nacimiento, definitivamente es a partir de ese momento en que comenzamos a activar y desarrollar todos los procesos físicos y/o psicológicos que darán riqueza a nuestra existencia. La alimentación es una de las necesidades y funciones básicas de nuestro organismo. Nuestro estado de salud va a depender en gran medida de la calidad de nuestra nutrición y los hábitos de alimentación que adoptemos durante cada una de las etapas de nuestras vidas. El período de lactancia es una etapa muy importante en el desarrollo infantil. La leche materna contiene muchos componentes de gran valor nutritivo para el desarrollo del bebé, además de que se establecen y estrechan los lazos afectivos entre la madre y el niñ@ durante ese momento. En algunos casos las madres necesitan buscar vías alternativas para alimentar a sus hij@s por presentar alguna dificultad para llevar a cabo la lactancia materna, en caso de surgir situaciones de este tipo, por las razones que sean, es muy recomendable que durante el momento de alimentar al bebé se activen conexiones afectivas placenteras que estimulen el desarrollo de emociones positivas.

La introducción de diferentes alimentos durante el primer año de vida de los niñ@s es muy importante para estimular las experiencias sensoriales y nutricionales . Los padres deben propiciar variadas experiencias alimenticias a sus hij@s al ofrecerles una dieta variada en olores, colores, sabores y texturas. El acceso de los niñ@s a probar y disfrutar de un menu diverso y balanceado sirve de premisa para el desarrollo de hábitos de alimentación saludables.

En muchas ocasiones los padres no ofrecen a sus hij@s alimentos que ell@s no gustan de comer, o que ell@s consideran que no será del agrado del niñ@. En otras ocasiones la familia renuncia a proponer algunas comidas a sus pequeñ@s por la simple razón de que las primeras veces que lo probaron, no lo aceptaron o mostraron que no les gustó. Debemos tener en cuenta que durante los primeros meses de vida de los niñ@s el cerebro está en óptimas condiciones para aprender y adaptarse a todas las propuestas que el medio socio-familiar les proponga. La estimulación sensorial es una vía efectiva para el desarrollo de la neuroplasticidad cerebral y la activación de todas las funciones neurofisiológicas y/o psicológicas.

Cuando los bebés se embarran con algunas comidas, son capaces de tocar los alimentos, los huelen, los prueban, los saborean, o tal vez después de probarlos los devuelven, están ampliando sus experiencias sensoriales que definitivamente van a favorecer el desarrollo de sus hábitos alimenticios. El uso de frases y expresiones corporales estimulantes, que sirvan de reforzamiento positivo a l@s niñ@s en el momento de comer y/o probar nuevos alimentos, es un recurso educativo excelente para propiciar una experiencia agradable.

Los beneficios de educar a l@s niñ@s en una alimentación variada en sabores, nutrientes y texturas no solo son un factor decisivo para la salud física, también contribuyen al desarrollo de los órganos que intervienen en los procesos del habla y el lenguaje. Los órganos bucales que intervienen en la alimentación: lengua, mandíbula, dientes, encías, paladar duro, paladar blando, glándulas salibales, amigdalas, úvula, labios, etc., necesitan fortalecerse y ejercitarse en los períodos correctos del desarrollo infantil ,para el desarrollo de sus funciones tanto en los procesos de degustación, masticación, deglutación; como en los procesos articulatorios que definen el éxito en la comprensión del lenguaje expresivo.

Permitir a l@s niñ@s experiencia sensoriales con la comida no significa hacer del momento de comer un momento de juego. La dirección educativa de esta actividad de la vida diaria está bajo la responsabilidad del adulto que propone y dirige la alimentación del niñ@. Es muy importante brindar una experiencia agradable y positiva a l@s niñ@s, sin perder de vista la dirección educativa del proceso, pues no debemos olvidar que estamos formando hábitos de alimentación y de un apropiado comportamiento a la hora de comer.

Instagram amadoalvarez1113

Facebook Amado Alvarez

http://www.edudeber.com

hseblog@yahoo.com

“Una historia para niños grandes…”

Había una vez en un lejano pueblo, donde todos dedicaban mucho tiempo a jugar, se escuchó, por vez primera, un redoble de tambores, y el trote de muchos caballos, que paralizó el tiempo e hizo que todos levantaran su mirada al camino, para saber qué estaba por suceder en tan calmado lugar. Al pasar unos minutos se dejó ver por uno de los senderos , el que estaba vestido de flores y aromas, a un grupo de personas muy elegantes que lucían joyas y ostentosos atuendos.

Los habitantes del pueblo se acercaron curiosos y amables, mostrando la sonrisa y el buen carácter que siempre se regalaban en cada uno de los días vividos en aquel remoto lugar. Nunca antes habían visto más colores en trajes que en flores, más brillo en joyas que los que reflejan los rayos del Sol, caballos con arreos de oro que para nada lucían como los que ellos saludaban al pasar trotando libremente en la manada con la que elegían vivir para descubrir el mundo. Todos muy sorprendidos abrieron sus brazos para recibirlos y sin dudarlo ni un minuto los invitaron a jugar.

JUGAR? … Esa fue la respuesta de los recién llegados, mirándose los unos a los otros , bajo la duda de estar en el lugar correcto, después de haber recorrido un largo y extenuante viaje.

-No, no estamos aquí para perder el tiempo, y mucho menos para jugar. Siempre estamos muy ocupados, analizando y resolviendo asuntos muy importantes de las finanzas, la política, la guerra, la explotación de los recursos naturales, la expansión de nuestras leyes y religiones a otros mundos, en fin, no estamos dispuestos a perder un minuto de nuestras importantes vidas. Hemos logrado tanto que ya hasta nuestros niños crean proyectos para el desarrollo político y económico del continente donde vivimos desde que cumplen su primer año de vida. Jugar jajaja….jajaja (así reían todos los elegantes integrantes de esa comitiva).

Los ingenuos pobladores de aquel remoto lugar les escuchaban muy impactados y de sus ojos comenzaron a brotar lágrimas que se deslizaban por sus mejillas, sus caras se entristecieron y hasta las aves dejaron de cantar de tan sombrío en que se dibujó el cielo en ese mismo momento. Uno de los más ancianos del poblado dio un paso adelante y les preguntó: -Entonces, a qué han venido hasta acá, cómo les podemos ayudar?

Al instante, se escuchó una voz fuerte y determinada que venía de un hombre alto y fuerte que lucia una corona de oro, adornada en rubíes. – Estamos aquí , porque hemos venido a buscar la risa, la alegría, la felicidad. Es lo único que no tenemos y nos dijeron que aquí lo encontraríamos, cuánto les debemos pagar?

Todos aquellos sencillos y humildes habitantes del pueblo comenzaron a reír a carcajadas y hasta el agua de los riachuelos produjo sonidos de alegría al fluir con mayor ligereza. -Pues para reír y sentirse alegres, no tienen que pagar, sólo jugar. Jugar a la vida que para eso es la existencia!

Todos comenzaron a reír , mezclándose los unos con los otros, dejando en un viejo establo vacío todas las joyas y atuendos suntuosos, y se fueron a jugar. Jugaron a ser padres responsables y felices que disfrutan con sus hijos cada minuto del día, jugaron a plantar árboles y sembrar cosechas, jugaron a bailar y conversar en las tardes, jugaron a cocinar juntos y repartir el trabajo, pero sobre todo, jugaron con los niños, porque si no se siente la alegría desde pequeños, entonces no sabremos ser grandes.

“No”.

Muchas familias se quejan de las reacciones de sus hijos cuando se les niega algo que desean hacer. Durante las reuniones de orientación educativa a la familia nos preguntan cómo hacer para que sus hijos comprendan y respeten el significado de la palabra “NO”. El desarrollo del lenguaje comienza desde que los niños nacen y están expuestos e involucrados en el proceso de la comunicación de todas las personas que los rodean. Durante las primeras etapas de la vida se comienza a desarrollar el lenguaje receptivo, donde los niños incorporan palabras, frases, instrucciones y oraciones como parte de la formación de un vocabulario que de forma receptiva le permite comprender y comunicarse con el medio circundante y las personas que interactúan diariamente con ellos. Los niños comprenden lo que les decimos a través de vías diferentes como: los gestos, las expresiones corporales, el volumen, tono e inflexiones de nuestra voz, las emociones, las frases dirigidas específicamente a ellos durante el momento de la alimentación, el sueño, etc. En los dos primeros años de vida se debe desarrollar el lenguaje receptivo y podemos comprobarlo mediante la comprensión que muestran los niños de lo que les decimos durante la comunicación diaria. Por ejemplo cuando decimos : “que pelota más bonita”, y ellos miran hacia ese objeto; o al preguntar “ dónde está mamá?”, y ellos buscan a la madre con la mirada, o incluso comienzan a producir sonidos y/o sílabas, estas son muestras de que los niños comprenden y responden a la comunicación.

De la misma manera en que los niños comprenden y procesan a nivel intelectual el significado de las palabras desde etapas tempranas de la vida, deben aprender a procesar y obedecer palabras inhibitorias como : “no”, “espera”, “para”, “no se hace”, “no me gusta cuando te portas así”, “no se toca”, “no se golpea”, “no lo tires”, etc. En muchas ocasiones la familia evita usar estas palabras o frases para complacer todo el tiempo a los niños, para evitar que se disgusten y/o lloren, y en algunos casos porque piensan que como son pequeños ya tendrán tiempo de aprender.

Mientras más temprano ofrezcas a tus hijos los patrones educativos apropiados para su crecimiento e inserción social, mejores serán los resultados que obtenga en su vida. Los niños aprenden a comprender el significado de la palabra “no” cuando se les deja saber lo que es posible y/o correcto o no. Muy importante que todos los miembros de la familia actúen de forma unificada, porque si los niños están bajo una influencia educativa discordante nunca comprenderán de qué se trata.

Para usar estas palabras y frases de tipo inhibitorio no hay que gritar, ni molestarse y mucho menos asustar o intimidar a los niños; tan solo con el cambio del tono de la voz, haciendo contacto visual y siendo firme en el acto de lo que se quiere lograr será suficiente. En caso de los niños menores de un año o niños que aún no han logrado desarrollar su lenguaje receptivo al tiempo previsto se pueden usar interjecciones como: “Oh, oh”, y repetirla espaciadamente como alerta de que lo que están haciendo no es aprobado por el adulto.

Es de gran valor e importancia educativa usar frases de reforzamiento positivo cuando muestran acciones, actitudes y comportamientos que deben ser elogiados, dejándoles saber que estamos felices por la efectiva respuesta que aportan en la comunicación. Frases como: “me gusta lo que haces”, “soy feliz cuando te portas bien”, “mereces un beso”, “te felicito”, e incluso aplausos o interjecciones como “yayyyy”.

La intención de este breve artículo sobre un tema tan importante y extenso es que no esperes demasiado tarde para enseñar a tus hijos (nuestros alumnos ) el significado y la comprensión de lo que se puede y es apropiado y de lo que no lo es. Si ustedes,en su responsabilidad como padres no lo hacen , lo hará la vida, pero con mayores dificultades. Eduquemos a nuestros tesoros desde pequeños para que sean hombres y mujeres felices y productivos el día de mañana.

“Viajemos al reino animal”.

Los temas relacionados con los animales, su diversidad, los lugares donde habitan, sus costumbres, su alimentación, sus destrezas y habilidades, etc., resultan de gran interés para todos los niños. Desde pequeños los niños demuestran curiosidad por acercarse al mundo animal y muchos disfrutan tener contacto con algunos de ellos. Durante los primeros años de vida jugamos con nuestros hijos a imitar y producir sonidos de animales, a caminar y desplazarnos como ellos, incluso a cantar rondas y canciones infantiles cuya temática es sobre las características o la historia de algún animal en particular. Entre los juguetes que escogen y compran nuestros hijos hay mucha variedad de representaciones de animales, ya sean de la granja, de la jungla, del océano, etc. Los niños disfrutan, se divierten y aprenden sobre el mundo animal con gran interés y motivación.

Como parte del currículum escolar los estudiantes reciben mucha información sobre los animales a través de la asignatura de Ciencias. La búsqueda de información y la elaboración de muchos proyectos sobre este tópico es muy frecuente durante la actividad escolar en cada uno de los grados cursados por los alumnos. Una de los recursos metodológicos más efectivos en las clases de Ciencias es la presentación y debate de vídeos con contenido científico , además de la programación de excursiones a lugares de interés académico conectados con la temática que se está desarrollando en ese periodo del año escolar.

El actual acceso a una gran variedad de recursos tecnológicos y el uso de la internet nos permite profundizar en la búsqueda de información sobre temáticas trabajadas en las clases de Ciencias en nuestros hogares. Uno de los temas preferidos por los niños y adolescentes son los relacionados con el mundo animal. En YouTube, Netflix, canales de TV (animal planet, discovery) , y otros sitios más, se ofrecen una amplia variedad de documentales , películas, series y vídeos sobre el reino animal que pueden constituir una excelente propuesta para compartir un tiempo de calidad de aprendizaje con nuestros hijos.

Podemos invitar a nuestros niños a dar un paseo por el mundo animal, creando algunas condiciones previas para que este momento sea divertido, agradable e instructivo. Estas son algunas recomendaciones:

-Escoge y chequea la información contenida en el recurso audiovisual seleccionado por ti (vídeo, documental, película) antes de compartirla con tu hijo para que te asegures de que es un material didáctico y visual apropiado para su edad.

-Debes explorar cuáles son los intereses de tu hijo , y sus preferencias sobre el reino animal para escoger la temática del vídeo.

– Contacta al maestro de Ciencias de tu hijo sobre algún tópico en específico que él/ella considere sea importante trabajar y profundizar en casa, como parte del estudio independiente.

– Escoge materiales audiovisuales de corta duración para que los niños no pierdan el interés y/o la motivación durante el disfrute del vídeo u otro recurso.

– Después de ver el material seleccionado conversa con tu hijo para compartir ideas y debatir sobre los aspectos más interesantes que se exponen en el vídeo o documental.

-Invita a tu hijo a dibujar y/o escribir un reporte sobre el material didáctico que recién terminaron de ver.

-Explora las inquietudes vocacionales de tu hijo pues tal vez durante la realización de estas actividades descubra o elabore algunas ideas sobre sus elecciones de estudio y trabajo enfocadas en su futuro.

Todas las actividades que podamos compartir con nuestros hijos, que resulten motivadoras para ellos, serán de gran impulso para desarrollar sus intereses y necesidades de aprendizaje. La planificación de un agradable recorrido por el mundo animal a través de los medios audiovisuales es una excelente propuesta para enriquecer la vida familiar.

Instagram amadoalvarez1113

«Aquí para tí».

Que nada nuble tu sonrisa,

estamos aquí para tí,

para que rias, para que aprendas,

para que nos enseñes a vivir.

No se sabe quién enseña,

no se sabe quién es aprendiz,

solo sabemos cuánto brillas,

cuando te veo y soy feliz.

Que nada nuble tu esperanza,

porque estamos aquí para tí,

no soy uno, somos muchos,

los que creceremos por tí.

Que nada nuble tu sonrisa,

estamos aquí para tí,

sé siempre tú, en todo tu vuelo,

y yo reiré, orgulloso de tí.

Instagram amadoalvarez1113

“Me gusta leer”.

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan los niños cuando comienzan la etapa preescolar y escolar es el aprendizaje de las letras , sus sonidos, las sílabas, palabras, oraciones, en fin el aprendizaje de la lectura. Aprender a leer y escribir es un complicado proceso donde intervienen desde funciones neurológicas superiores, las capacidades auditivas y todos los órganos que intervienen en el habla y el lenguaje. Además de todos los procesos psicológicos de atención, memoria, pensamiento, imaginación, sensaciones, percepciones y representaciones. El reto de aprender a leer y escribir implica la activación y participación intersistémica de toda la actividad psíquica.

Propiciar actividades que favorezcan el desarrollo del lenguaje desde edades tempranas de la vida infantil constituye una premisa esencial para el aprendizaje de la lectura. Son muchos los factores que inciden en el desarrollo del proceso de aprender a leer, pero en esta ocasión nos vamos a detener en la motivación por la lectura.

La actividad rectora del desarrollo psicológico de los niños entre 3 y 5 años, conocida como la etapa preescolar, es el juego de roles. Los niños comienzan a imitar de una manera más consciente a los adultos que les rodean. Ya para esta etapa del desarrollo infantil el lenguaje y otros procesos psicológicos están mucho más desarrollados y en sus periodos críticos del desarrollo, o sea, cuando están en el momento más activo para lograr sus funciones.

Es muy común ver durante estas edades a los niños usando la ropa y zapatos de sus madres/padres, creando diálogos y recreando situaciones de su entorno familiar frente al espejo, imitando cantantes y artistas favoritos, imitando coreografías de baile, desarmando juguetes como mecánicos, actuando como choferes, jugando a “las casitas”, siendo el médico que chequea a todos en casa, etc. Aprovechar las características de esta etapa del desarrollo infantil en favor de estimular el interés y la motivación por los libros y la lectura es un efectivo recurso para hacer de nuestros hijos buenos lectores el día de mañana.

Les ofrezco algunas sencillas recomendaciones que serán muy positivas para activar y desarrollar necesidades, intereses y motivaciones por la lectura en todos los niños:

-Crea en la casa un espacio agradable con algunos libros apropiados para la edad de tu hijo/s , donde se puedan sentir a gusto mientras pasan tiempo juntos.

– En la medida que vayan leyendo libros que tenías en el área de lectura del hogar, debes sustituirlos por nuevos libros a leer.

-Comparte y/o intercambia los libros leídos con otros niños y familias.

-El rincón de lectura del hogar debe tener poca cantidad de libros para que sea fácil la elección del niño al escoger cuál libro vamos a leer.

-Se puede definir los días y los horarios en los que se dedicará un tiempo para leer. Pregunta a tu hijo sobre qué tema le gustaría leer.

-Mantener el área de lectura limpia y organizada para hacer una estancia agradable mientras leemos.

-Invita a tu hijo a explorar sensorialmente los libros: palparlos, hojearlos, olerlos, etc.

-Programa paseos a bibliotecas, librerías, departamento de libros dentro de las tiendas, a eventos como las ferias del libro que se celebran frecuentemente, etc.

-Incorpora el regalo de libros dentro de los presentes que hacemos por el día de cumpleaños o Navidad.

-Lee frecuentemente delante de tu hijo/s para que tú modelo sea un patrón positivo y motivador a imitar.

-Incorpora conversaciones sobre libros leídos y la satisfacción que se siente al finalizar la lectura de cada uno de ellos durante momentos familiares como: las comidas , reuniones de familiares, antes de ir a dormir, cuando van de paseo en el carro o están atascados en el tráfico, definitivamente cualquier momento es conveniente para conversar y resaltar los beneficios de leer.

Estimular la motivación por aprender a leer y por leer,será una parte importante del engranaje metodológico que exige el aprendizaje de la lectura. Ir de la mano de nuestros hijos descubriendo aventuras y conocimiento a través de los libros, será uno de los mejores recuerdos que disfrutaremos vivenciar cuando ya ellos hallan crecido.

“Regaños”.

El desempeño como padres es una de las mayores responsabilidades que se contraen con la familia y la sociedad. Muchos son los factores que inciden en la manera con la que se asume la maternidad/ paternidad, entre ellos podemos mencionar: el periodo de nuestra vida en la que nos convertimos en madres/padres, el nivel de desarrollo biológico, psicológico y económico logrado hasta ese momento, si el embarazo ha sido deseado por ambos miembros de la pareja o si ha sido resultado de una experiencia no planificada, las condiciones materiales existentes para recibir al bebé, el nivel de madurez y comprensión alcanzado por la pareja, la educación que recibimos en el núcleo de la familia en que crecimos, las vivencias y experiencias dentro de nuestras familias, la comunicación en la pareja y en la vida social, los conceptos educativos que la pareja define como objetivos a lograr en el desarrollo potencial de sus hijos, etc.

Cuando nos enfrentamos a la crianza y educación de los hijos surgen muchos imprevistos y situaciones nuevas que aparecen con las experiencias del día a día. Por muy bien informados y preparados que podamos estar nunca sabemos cuáles son los conflictos y contradicciones que la vida nos pondrá delante en nuestro rol como padres. Siempre me gusta resaltar que todas las criaturas humanas somos seres individuales , únicos , e irrepetibles, con talentos y capacidades especiales que varían de una persona a otra. Incluso nuestro diseño biológico ( fenotipo y genotipo) es totalmente exclusivo de cada persona, de ahí que en una población mundial de millones y millones de personas nadie vive y enfrenta su vida de igual manera, ni los mellizos.

En el proceso de educación de los hijos es muy importante estimularlos , motivarlos, desarrollar sus necesidades e intereses, apoyarlos, amarlos, consentirlos, pero también se hace necesario llamar su atención cuando hacen algo incorrecto o muestran maneras y actitudes inapropiadas que no pueden ser aceptadas, o aplaudidas, por mucho que sea nuestro amor por ellos.

Llamar la atención de los hijos, regañando como se conoce comúnmente, no tiene que convertirse en un acto de dominancia, autoritarismo, inflexibilidad, abuso y faltas de respeto. No tenemos el derecho de gritarles, abochornarlos y mucho menos golpearlos. Si en el momento de la indisciplina del niño no te sientes en condiciones emocionales de manejarlo correctamente, intenta desviar la atención hacia otro asunto y retoma la conversación después, cuando estés listo para analizar y discutir la situación con tu hijo. Desde las edades tempranas debemos poner estos límites y establecer este tipo de conversaciones con nuestros hijos. Lo que puede resultar “gracioso” en niños pequeños, puede resultar deplorable y fuera de control cuando ellos crezcan.

Te dejo algunas recomendaciones para que el “regaño” a tus hijos cumpla funciones educativas y sirva de pauta para la comprensión y ejecución del comportamiento que se espera de ellos en las diferentes situaciones y contextos de la vida social:

– No hables de una forma autoritaria a tu hijo desde tu altura, eres más alto y esa diferencia despertará emociones de temor, miedos e inseguridades en tu hijo. Afectarán su autoestima y su estabilidad afectiva. Debes sentarte junto a el/ella o agacharte a su altura para establecer el apropiado y positivo contacto visual durante todo el momento de la conversación.

– No compares su comportamiento con el de otros niños, menos aún con el de sus hermanos o primos.

– Evita gritar, insultar, ofender, humillar, recuerda que por muy difícil y engorrosa que piensas que es la situación sucedida, ellos no dejan de ser niños, adolescentes y/o jóvenes que necesitan orientación y apoyo educativo en el proceso de descubrimiento y comprensión de la vida.

– Nunca hagas el llamado de atención (regaño) frente a otros niños y/o adultos. Busca un lugar privado , donde puedan conversar detenidamente, analizando lo inapropiado del comportamiento mostrado y poniendo ejemplos concretos de cómo sería la forma correcta de proceder. Es muy importante que los niños, adolescentes y jóvenes identifiquen sus errores y analicen en conjunto con el adulto sobre la conducta apropiada a manifestarse en otra situación similar. Regaños en público solo abochornan y humillan, de esta manera no habrá procesamiento del error cometido y sí puede que se fijen patrones de conducta inapropiados como respuesta rebelde y desafiante ante los adultos.

– Si has recibido una queja sobre tu hijo por parte de otros adultos, infórmate bien de lo sucedido, antes de llamar la atención de tu hijo. Después de tener todos los pormenores de lo sucedido confronta a tu hijo de una manera amable pero firme para que tenga la posibilidad de expresarse y narrar su propia versión de los hechos. Debes ser imparcial y enfocarte en el beneficio educativo de la conversación para el futuro de tu hijo y su funcionamiento como elemento productivo en la sociedad.

– Evita el estado de negación, al no aceptar críticas o comentarios sobre el comportamiento de tu hijo, escucha a los demás y después analiza todos los detalles de sus opiniones, puede que estés en desacuerdo con algunos o sus criterios, pero no dejan de ser aspectos a tener en cuenta para perfilar los objetivos de la educación de tu hijo.

– Recuerda que tu ejemplo es en todo momento el modelo educativo que tu hijo procesa y asimila para poner en práctica sus valores y su conducta. En la forma en que enfrentas estas conversaciones con tus hijos , será en gran medida, el modelo que aplicará con sus hijos cuando se convierta en madre/padre.

No es dejar de poner asunto y atención ante las conductas inaceptables , es tener el tacto de saber cómo manejar cada una de estas situaciones. Los niños, adolescentes y jóvenes necesitan de una guía educativa para su desarrollo personal y social, somos nosotros los responsables de ir aprendiendo y caminando a su lado en el maravilloso aprendizaje de la vida.

Instagram amadoalvarez1113

“La cuarentena de las escuelas”.

La escuela es el segundo hogar de los niños, adolescentes y jóvenes. Es el lugar donde se comienzan a desarrollar las relaciones sociales, más allá del marco de la familia. El inicio de la vida escolar en kindergarten despierta la satisfacción de pertenecer a un grupo social, donde todos comparten experiencias, juegos, conversaciones, disgustos, contradicciones, y más, guiados por alguien que muy rápido se convierte en una persona maravillosa en la vida de los niños: la maestra o maestro.

Según avanzan los niños en su desarrollo físico, emocional, intelectual, académico, también se desarrollan sus habilidades sociales en la relación con sus compañeros de clase, surgen los mejores amigos y amigas, la formación de grupos musicales, deportivos, de danza, de estudio, de juegos, etc. Toda las etapas de la vida en la escuela están definidas esencialmente por las relaciones interpersonales y por las experiencias compartidas con el resto del colectivo escolar y los educadores.

La escuela se llena de vida desde que comienzan a llegar los estudiantes temprano en la mañana, sus sonrisas, sus historias, sus saludos matutinos, su revuelo, sus travesuras, sus picardías, sus inmadureces, sus cariños, sus ideas, sus aportes , su gratitud, sus energías. La escuela los despide cada tarde con la satisfacción de que aprendieron algo nuevo, del aporte y soporte educativo que se le brinda por un equipo de profesionales que lo que más amamos hacer es enseñar y educar.

Desde hace muchas semanas las escuelas también están en cuarentena, están vacías, extrañando el bullicio y la alegría de sus niños. Hemos buscado soluciones alternativas, lo virtual, lo tecnológico, lo moderno… pero nada como ese sabor a humanidad que se palpa en cada centro escolar donde los lazos humanos crecen y se fortalecen cada día. Todos confiamos y tenemos mucha Fe en que muy pronto nuestras vidas regresarán a la normalidad y que nuestras escuelas y nosotros los educadores sacaremos la mayor experiencia de aprendizaje positivo de esta lamentable situación. Aprenderemos a cuidarnos más, a proteger más a la sociedad, a tomar medidas de higiene y prevención más seguras, pero por sobre todas las cosas, a compartir ese calor humano sin el cual se hace muy difícil llevar nuestras vidas.

Instagram amadoalvarez1113

“Reír… reír y reír”.

La risa es una respuesta de nuestro organismo ante determinados estímulos. Se relaciona mucho con el lenguaje y con la comprensión e interpretación de situaciones de la vida diaria. Además, está estrechamente vinculada a nuestras emociones y estados de ánimo, generalmente relacionada con la alegría y la felicidad, aunque también puede ser respuesta a estados de ansiedad y tensión nerviosa. La risa aparece a partir de los 3 meses de vida, sus primeras manifestaciones son conocidas como sonrisa afectiva, como respuestas del bebé ante estímulos sensoriales agradables: voz de la madre, rostros conocidos, estímulos táctiles en diferentes partes del cuerpo, etc.

Reír genera múltiples beneficios para nuestro cuerpo y para nuestro estado de salud físico y mental. Cuando reímos nuestro organismo segrega y activa múltiples sustancias que actúan de forma positiva en nuestro cuerpo. El estado afectivo de alegría y felicidad favorece el desarrollo de las relaciones interpersonales y de la comunicación social. Cuando reímos descargamos tensiones, preocupaciones, angustias y nuestro cuerpo se relaja, además del inmenso beneficio fisiológico en nuestro sistema inmunológico.

Promover la risa en nuestros niños a través de múltiples experiencias debe ser una prioridad de la familia. En estos momentos de cuarentena nuestros niños están fuera de su medio escolar, donde se relacionan con amigos y compañeros de clase. Durante las situaciones que transcurren en el día escolar, los niños ríen y disfrutan de la compañía de sus coetáneos. El sentimiento de pertenencia a un grupo social que comparte las necesidades , motivaciones e intereses acorde a la edad del niño es de gran valor para el desarrollo de emociones y estados afectivos positivos que enriquecen las experiencias de vida de cada uno de ellos.

La familia debe estimular la risa de los niños realizando diferentes actividades en el hogar. Les recomiendo algunas de ellas recogidas a partir de la práctica educativa:

-Dramatizar historias sencillas de cuentos infantiles.

– Decir trabalenguas.

– Jugar a las adivinanzas.

– Hacer un show o fiesta de disfraces con recursos que tengan en el hogar.

– Promover un show de talentos, escogiendo un día de la semana para su celebración.

-Compartir anécdotas e historias familiares graciosas y apropiadas para las edades de los niños.

– Ver fotos familiares, pues cada foto tiene su historia.

– Jugar con títeres recreando historias divertidas.

-Escoger películas infantiles que estimulen reír.

– Jugar a las cosquillas.

– Jugar a identificar emociones a través del lenguaje corporal.

– Imitar el sonido y los gestos de animales.

– Cantar canciones infantiles utilizando el Karaoke.

-Improvisar una banda de música con objetos del uso diario en el hogar.

– Bailar.

– Jugar a las sillas musicales.

– Dibujar caricaturas de los miembros de la familia. Exponerlas en casa y compartirlas con la familia por las redes sociales.

Son múltiples las actividades que podemos promover y disfrutar con los niños en el hogar, pues hacer reír a los niños no es nada complicado. Solo tenemos que dedicar tiempo, involucrarnos honestamente en el juego como un niño más y recordar que la vida merece ser celebrada cada día, cada hora y cada minuto.

Instagram amadoalvarez1113

Fomentar el Amor al Arte.

El arte expone toda la experiencia humana desde sus inicios. Muchas son sus modalidades y manifestaciones a través de las cuales la humanidad relata su historia, crea su cultura y estimula al desarrollo de la creatividad. La enseñanza de las artes visuales es una de las áreas del conocimiento que se desarrolla en todos los programas educativos desde los niveles preescolares hasta la secundaria.

Durante el contacto y aprendizaje de esta asignatura los niños y jóvenes activan y desarrollan sus aptitudes naturales para las artes, potenciando sus talentos y los educadores tienen la oportunidad de descubrir las capacidades y habilidades en sus alumnos. El trabajo sistemático y variado en la educación artística es un componente importante para el desarrollo de la personalidad de los escolares. Con los nuevos equipos tecnológicos la enseñanza del arte cobra un sentido más excitante y motivador. La posibilidad de apreciar las obras artísticas clásicas y las contemporáneas está fácilmente al alcance de todos mediante el uso e implementación de la nueva tecnología en todas sus opciones y variantes.

Una gran contradicción que llama la atención de artistas, educadores e instructores de arte, es que con más y mejores recursos tecnológicos para el estudio y la apreciación de las artes, menos son las muestras de intereses e inquietudes por la exploración y acercamiento al estudio de las artes. En el apropiado y oportuno aprovechamiento de todos estos recursos mencionados juega un rol muy importante la familia.

Iniciar conversaciones sobre el arte y todas sus manifestaciones, haciendo búsquedas en el internet a través de los dispositivos tecnológicos con nuestros hijos es un primer paso para despertar la curiosidad y motivación por acercarnos todos como familia al maravilloso mundo de las artes.

Disfrutar vídeos junto a los niños y jóvenes de las distintas ramas del arte: ballet, artes plásticas, música, canto, artes escénicas, etc., brindará a todos una experiencia sensorial y emocional que será procesada e interpretada por cada miembro de la familia de una manera distinta, pero disfrutada en colectivo, como cuando asistimos a centros culturales.

Recomiendo a todas las familias tener en cuenta estas opciones de aproximación a la educación artística durante estos tiempos de cuarentena y durante todas las maravillosas etapas de la vida que están por llegar. El arte enriquece nuestra alma y desarrolla todas nuestras funciones psíquicas, especialmente la imaginación, sin la cual definitivamente no podemos vivir.

Instagram amadoalvarez1113

E