“El trabajo con conjuntos un método eficaz para el desarrollo del pensamiento en los niñ@s prescolares”.

Durante la etapa prescolar los alumn@s se enfrentan a metas académicas cada vez más exigentes, teniendo en cuenta las diferentes propuestas de los curriculums de enseñanza actuales. La manipulación de objetos que constituyen medios de enseñanza y el desarrollo de habilidades intelectuales como son: la observación, identificación, comparación, clasificación, descripción ,etc. , son punto de partida para lograr muchos de los objetivos propuestos para aprender por los niñ@s durante el curso escolar. La teoría de conjunto desarrollada por Cantor,en 1918, ha sido analizada, desarrollada y enriquecida por much@s profesionales dedicad@s al estudio de la educación, y ha sido aplicada específicamente al área de las Matemáticas. El desarrollo de programas de nociones elementales de Matemática y/o formación de conceptos básicos de Matemática en la etapa prescolar son de gran vigencia para asegurar el éxito en la formación de conceptos aritméticos abstractos en grados superiores. La teoría de conjunto consta de cinco etapas fundamentales, (las cuales desarrollaremos ampliamente en artículos posteriores), estas son:

1-Formación de conjuntos.

2-Reconocimiento de conjuntos.

3-Comparación de conjuntos.

4-Unión de conjuntos.

5-Descomposición de conjuntos.

Para la comprensión , aprendizaje y aplicación de esta propuesta metodológica los escolares deben contar con un sistema de conocimientos, hábitos y habilidades (prácticas e intelectuales) que les permita identificar : los colores primarios y secundarios, las figuras geométricas básicas, la diversidad de tamaño de los objetos (manipulativos), o sea, las diferentes categorías por las que se pueden agrupar y/o clasificar los conjuntos. Esta actividad exige de la activación y ejecución de todos los procesos cognitivos, en especial el pensamiento. La aplicación de la teoría de trabajo con conjuntos en niñ@s prescolares estimula el desarrollo de las operaciones básicas del pensamiento : análisis, síntesis, comparación, abstracción y generalización. Cada una de las etapas del trabajo con conjuntos activa la maduración de estas operaciones intelectuales del pensamiento y la comprensión de las cuatro operaciones de cálculo básicas. El trabajo con conjuntos constituye un efectivo método para sentar las bases del aprendizaje de la Matemática durante toda la vida.

Instagram: amadoalvarez1113

Facebook: Amado Alvarez

email: hseblog@yahoo.com

http://www.edudeber.com

http://www.olocps.com

El juego y su función didáctica.

La actividad de juego es vital en la vida y desarrollo de los niñ@s. Es mediante el juego que se desarrollan las bases para la formación de la personalidad, desde etapas tempranas de la vida hasta estadíos superiores del desarrollo humano.Durante el juego los niñ@s aprenden a compartir con otros niñ@s, aprenden a seguir y respetar reglas, activan y desarrollan procesos psicológicos superiores como: atención, lenguaje, sensopercepciones, representaciones, memoria, psicomotricidad fina y gruesa, emociones y sentimientos, imaginación, relaciones interpersonales y pensamiento. El juego en su disfrute lúdico y social estimula el desarrollo de un sistema de necesidades, motivos e intereses de carácter cognosctivo, pautando premisas básicas para el inicio de un aprendizaje exitoso. Es muy importante que los adultos nos involucremos junto a los niñ@s durante los momentos de juego. Debemos enseñarles a jugar de manera organizada y productiva. En la interacción con ell@s aprenden a cómo manipular los juguetes, descubrir cuál es la función que tienen, cómo elaborar y recrear distintos tipos de actividades lúdicas con ellos, qué hacer con los juguetes y dónde guardarlos una vez terminado el juego, etc. En la medida que los niñ@s desarrollen habilidades de juego la intervención de los adultos debe ser más indirecta, permitiendo que ell@s maximizen todas sus potencialidades, talentos y creatividad. Todos los juegos cumplen objetivos didácticos en mayor o menor grado, nutriendo a los infantes de un cúmulo de experiencias comunicativas, sociales, afectivas y cognitivas necesarias para la actividad de estudio.

“Emociones positivas, desarrollo sano”.

Uno de los objetivos cruciales del proceso docente- educativo es propiciar un ambiente agradable, creativo y feliz a los escolares. La planificación de actividades escolares y/o extra escolares que activen y estimulen el desarrollo de emociones positivas en los niñ@s es una premisa importante para el aprendizaje exitoso. La actitud con la que los escolares enfrentan las metas y objetivos académicos depende en gran medida de su estado emocional y afectivo, sus necesidades, intereses y motivaciones. Cuando decimos emociones positivas nos referimos a estados de : alegría, entusiasmo, iniciativa, simpatía, disfrute, etc. , sobre las que los niñ@s desarrollan lazos afectivos más profundos y duraderos como los sentimientos. Teniendo en cuenta las aportaciones de la Psicología Humanista, la Psicología Cognitiva y la Psicología Positiva es extremadamente importante el estado emocional del escolar en su conección con el contexto escolar, las relaciones interpersonales dentro y fuera de la escuela con sus coetáneos, maestros y staff en general, además de su disposición y actitud ante la actividad de aprendizaje. La creación de clases e instituciones positivas son el escenario productivo que necesitan los escolares de estos tiempos para enfrentar exitosamente las tareas académicas. Los escolares necesitan de propuestas docentes y/o educativas novedosas, creativas, motivadoras, felices, alegres, donde el disfrute por aprender no sea apreciado como algo denso y aburrido, todo lo contrario, el éxito está en aprender a aprender con ánimo, motivación y alegría!

Algunas recomendaciones para estimular el desarrollo de la Lectura.

El aprendizaje de la lectura es un proceso psicológico superior que establece sus bases desde los primeros estadíos del desarrollo infantil. La estimulación temprana del lenguaje, la audición, las áreas sensoperceptuales, la articulación del habla, las experiencias con libros, narraciones, canciones y rimas infantiles ,etc. ,son algunos de los factores que sentarán bases sólidas para un exitoso comienzo del proceso de la lectura y escritura. Con el transcurso de los años cada vez son mayores los retos que la sociedad y el medio circundante exige de nuestros hij@s, el proceso de aceleración del desarrollo infantil evoluciona a pasos agigantados ante toda la estimulación social desde que el niñ@ nace. L@s niñ@s futuros escolares deben contar con agradables experiencias relacionadas con la lectura para enfrentar este proceso con una actitud motivadora y positiva. En todo momento tenemos la posibilidad de propiciar a los niñ@s actividades relacionadas con la lectura y escritura, a continuación les dejo algunas recomendaciones a partir de mi constante búsqueda de información y mis experiencias como maestro:

-Utiliza un lenguaje enriquecedor al comunicarte con tu hij@ desde las primeras etapas de su desarrollo. Tén en cuenta que aunque aún no hable expresivamente se va formando su lenguaje receptivo, por tanto es necesario darles un buen patrón lingüistico.

-Estimula su audición utilizando recursos como: juguetes sonoros, exponiéndol@s a los ruidos comunes del medio ambiente donde vive, llamándole por su nombre cuando quieras comunicarte con él/ella, cantar rimas y canciones infantiles, narrar historias sencillas y de corta duración, jugando con instrumentos musicales acorde a su edad y posibilidades de manipulación, etc. Mantener un ambiente sonoro activo y agradable será muy útil para activar todos los procesos psicológicos que intervienen en el desarrollo de la audición, el habla y el lenguaje.

-Habla con ell@s articulando correctamente las palabras para que se formen correctos patrones fonéticos fonológicos y así evitar la aparición de trastornos articulatorios por imitación de modelos incorrectos. Evita frases como: ” Que bebé ma bunita”, ” Busca los papatos”, ” Coye, coye llapido”, etc., frases aparentemente de amor y simpatía como estas pueden dejar incorrectas bases en la futura expresión oral de los niñ@s.

-Juega con tu hij@ a ejercicios de imitación de gestos (tanto fasciales, como corporales), reproducir sonidos onomatopéyicos ( de animales, la naturaleza, algunos transportes, etc.).

-Nombra cada objeto , persona y/o lugar por su nombre real para que su vocabulario se desarrolle de manera abundante y apropiada.

-No satisfagas sus necesidades inmediatamente (cuando ya sea capaz de decir algunas palabras o sílabas) para que su necesidad de comunicación se desarrolle. Cuando apunte hacia lo que desea obtener intenta que lo diga ( corrigiéndole la articulación en caso de que sea necesario).

-Enseña tu hij@ a comunicar sus necesidades y deseos. Expresar cuándo quiere tomar agua, ir al baño, comer algún alimento, buscar un juguete, etc. No olvides que la comunicación verbal es necesario estimularla constántemente.

-Propicia actividades de desarrollo psicográfico como: agarrar una crayola, una tiza, un lápiz de color grueso, jugar con plastilina, etc. Actividades de dibujo utilizando diferentes materiales activará áreas del cerebro que serán decisivas en el desarrollo del lenguaje oral y escrito, y en su futuro escolar como bases para la lectura y escritura.

-Enseña tu hij@ las partes de un libro. El simple contacto con libros, saber manipularlos adecuadamente, observar las ilustraciones, familiarizarse con las letras , signos, palabras, interjecciones, etc., será muy efectivo para el desarrollo de un sistema de motivos, necesidades e intereses conéctados al proceso de lectura.

-Cuando vayan de paseo o de compras visiten una biblioteca o libreria. Este será un ambiente muy postivo para que vean la gran variedad de libros y publicaciones que existen. El agradable olor de un libro nuevo es algo que queda en nuestros recuerdos para toda la vida.

Estas son algunas sencillas recomendaciones que ayudarán a conectar a tus hij@s con el conocimiento a través de la lectura y escritura. Vivimos tiempos muy modernos, donde afortunadamente muchos medios tecnológicos contribuyen de manera eficaz también a potenciar todos los talentos de nuestros infantes, pero algo que aún no pueden hacer todos los equipos tecnológicos actuales es establecer el lazo afectivo, verbal, social , interactivo y comunicativo con nuestros hij@s en el proceso de activación y desarrollo de sus funciones psicológicas. No dejémos todo a la tecnología y la escuela, comencemos nuestra labor como padres involucrados al máximo en la enseñanza y educación de nuestros niñ@s.

“Exigencias de los nuevos tiempos”.

Los objetivos educativos actuales distan mucho de las metas psicopedagógicas de la sociedad hace tan sólo 5 años atrás. El desarrollo tecnológico de estos tiempos ha generado un impulso acelerado de todas las áreas de la vida, especialmente en la dinámica y características del proceso enseñanza-aprendizaje. La aparición de nuevas contradicciones generacionales entre padres e hijos, maestros y estudiantes, padres y maestros, escuela- comunidad, etc., exige de la búsqueda constante de nuevos métodos, metodologías, instrumentos de evaluación, y estrategias de intervención educativa para responder a las necesidades de la población escolar actual. Un punto importante en el análisis de estas contradicciones es el poco tiempo de calidad invertido en la comunicación e interacción de los padres con sus hijos. Muchos padres pasan mucho tiempo en el trabajo, en el tráfico, en las redes sociales, en el uso y abuso de sus ” novedades tecnológicas”, por lo que no establecen saludables conexiones afectivas con sus hijos. Es muy común ver en nuestros días en lugares públicos a los padres atendiendo a sus teléfonos y sus hijos inmersos en otros equipos de nueva generación. Cuando esos niños deben demostrar que son capaces de:

-Prestar atención a las direcciones e instrucciones del maestro.

-Seguir, comprender y procesar orientaciones verbales para después aplicarlas.

-Desarrollar las actividades escolares de forma concentrada y/o organizada.

-Transitar de una actividad a otra sin crear disturbios.

-Expresar sus ideas, emociones y necesidades sin enojo o mala actitud.

-Demostrar motivación e interés por participar en juegos de grupo al aire libre.

-Aprender sobre nuevas temáticas, compartir con sus compañeros, saludar y despedirse amablemente, pedir permiso cuando es necesario, dar las gracias cortésmente.

-Hacer contacto visual mientras conversa o responde a preguntas del maestro, etc.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo se agudizan las contradicciones en el desarrollo de las habilidades sociales y la comunicación, dificultándose gravemente el proceso de aprendizaje.

Muchas familias no ponen atención a este asunto hasta que el niño no comienza su vida prescolar o escolar ( K-5) cometiendo el error de dejar todo el trabajo a la escuela. Es muy importante que los padres sean responsables de preparar un horario de actividades de la vida diaria para sus hijos y se involucren con ellos activamente en todas sus actividades donde reine la comunicación verbal y los afectos.

Estos son sólo algunas observaciones acerca de la difícil tarea que enfrentan día a día los educadores en aras de lograr los retos educativos contemporáneos. Entre todos haremos una mejor labor!

Instagram amadoalvarez1113

Facebook Amado Alvarez

” El amor a nuestr@s hij@s”.

Los hij@s son un maravilloso regalo de la vida, pero también son un gran reto para los padres, la familia, las instituciones educativas y la sociedad en general. La llegada de un hij@ a nuestras vidas genera múltiples transformaciones en nuestros estilos de vida y en nuestro compromiso de responsabilidad para con ell@s y para con la sociedad. Podemos estar muy bien informados para iniciar la crianza y educación de nuestr@s hij@s siguiendo los consejos de nuestros familiares mayores obtenidos a través de sus experiencias, aplicando todas las recomendaciones estudiadas y analizadas a partir de la revisión de materiales didácticos con enfoque médico, psicológico y/o pedagógico, etc. Aún así el enfrentarnos a la responsabilidad de alimentar, cuidar, interpretar las necesidades del bebé, activar sus potencialidades y talentos, pautar guías para un desarrollo saludable y exitoso son grandes retos que los padres deben lograr. Para toda nuestra vida haremos grandes sacrificios por nuestr@s hij@s, sacrificios de todo tipo, como son de: tiempo, económico, social, de toma de decisiones, libertades personales, estilos de vida y de alimentación, selección de lugares a visitar en nuestro tiempo libre, hobbies, horarios, etc. Ell@s pasan a ser nuestras prioridades y el amor debe ser la base de todas estas conecciones afectivas para el establecimiento de lazos positivos, simpáticos/empáticos y asertivos. Un amor objetivo, en pro del desarrollo evolutivo del niñ@ que será un hombre o mujer en el futuro. Debemos dar un amor sólido, sobre la base de la estimulación de todas las habilidades en cada período crítico del desarrollo físico y/o psicológico, aportando a la evolución de ell@s, respetando sus individualidades, con expectativas acorde a sus reales potencialidades e intereses, permitiéndoles crecer según vayan creciendo, apoyándolos en sus errores y ayudándoles a levantarse, exigiéndoles ser responsables de sus acciones y de su cooperación con la familia y la sociedad. En cada momento debe y es importante que esté presente nuestro amor, pero siempre objetivo y en aras de formar hombres y mujeres responsables con ansias de contribuir y aportar lo mejor de ell@s a la comunidad. Si velamos por proveer un amor sano y educativo, de seguro todos nuestros sacrificios no fueron en vano.

“Alertas de los trastornos de conducta”.

Una preocupación latente en el medio familiar y escolar es cómo lidiar con algunos comportamientos inapropiados de nuestr@s hij@s y/o estudiantes. La aparición e identificación de síntomas es muy importante para intervenir lo más rápido posible y así evitar la estructuración de conductas negativas y desajustadas. A continuación les detallo algunas señales a tener en cuenta por todos los adultos que están en contacto con el niñ@ para asumir una posición pro activa de la situación:

– Aislamiento y ruptura de la comunicación.

– Negación a seguir reglas y rutinas familiares y/o escolares.

– Contacto visual nulo y/o intermitente.

– Lenguaje corporal rudo, contraído, tenso.

– Rechazo escolar.

– Actitud desafiante y/o oposicional ante personas que representan figuras de autoridad.

– Descenso de las calificaciones escolares.

– Negación ante actividades de grupo donde se deben seguir reglas y esperar el turno de participación.

– Apatía.

– Molestar a otros compañer@s del salón de clase para lograr una posición social dentro del grupo.

– Negación a completar las tareas escolares.

– Ausentismo escolar.

– Cambios bruscos de estados de ánimo durante el día.

– No dar importancia a las consecuencias de su mal comportamiento.

– No establecer conexiones entre su conducta inapropiada y las consecuencias educativas.

– Estado de somnolencia y agotamiento durante el día escolar.

– Pérdida del apetito y el sueño.

– Conducta caprichosa, terca, inflexible, ruda, etc.

– Uso inapropiado de la tecnología y las redes sociales.

– Poco desarrollo de habilidades comunicativas para solucionar conflictos.

-Tendencia a la agresividad física y/o verbal.

– Extrema tímidez, rechazo a la comunicación.

Estas son algunas señales que debemos tener en cuenta para intervenir rápidamente y buscar soluciones correctas evitando la aparición de trastornos estables en el comportamiento. En caso de detectar signos como estos se debe buscar ayuda profesional ,donde a través de varios especialistas se harán las evaluaciones necesarias para implementar estrategias de intervención. Observar e interactuar activamente con nuestros hij@s y estudiantes es la mejor manera de contribuir a un desarrollo físico y mental saludable.

“Desafiante o malcriado?”

Durante los primeros años de vida de nuestr@s hij@s podemos observar signos y señales del procesamiento y/o apropiación que ell@s hacen de la educación recibida a través de sus actitudes, estilos de comunicación verbal y/o gestual, y comportamientos. La familia es la primera y más directa influencia educativa que activa y estimula todo el desarrollo psicológico de los niñ@s. Sabemos que la herencia genética es sumamente importante en el desarrollo infantil, así como la evolución del embarazo, las características del parto y el estatus de salud post parto del bebé durante todo el primer año de vida y más. Es de todos conocidas frases como: ” Tiene el carácter fuerte como su papá…”, ” Cuando se molesta no cree en nadie como su primo…”, etc., y de esa manera se justifican muchos comportamientos inaceptables culpando absolutamente a la genética. Es cierto que el temperamento se hereda, pero sobre la base de las influencias educativas es que se forma el carácter y las actitudes positivas, comunicativas, sociales y respetuosas que harán del niñ@ un ser social alegre, creativo, ajustado a las normas sociales e integrado en los colectivos a los cuales pertenecerá durante su vida. Hay una línea muy fina entre los desórdenes de la conducta de naturaleza órganica y/o funcional, post traumática etc., y la inapropiada influencia educativa recibida por parte de la familia durante los primeros períodos del desarrollo infantil. La sobreprotección, la justificación de conductas desafiantes o negativas, la poca o nula comunicación ,no poner estructura de disciplina y horarios para realizar las actividades del día a día, no involucrarse en las actividades de juego, no enseñar a comprender y respetar palabras inhibitorias como: “no”, “espera”, ” hoy no vamos a comprar”, ” no te estás comportando apropiadamente”, etc., son aspectos de mucha importancia a tener en cuenta por todas las personas que se relacionan con el niñ@ para contribuir a una base sólida del comportamiento. Si durante los primeros años de vida todos los integrantes de la familia no actúan conjuntamente, siguiendo las mismas direcciones educativas, el resultado será un comportamiento infantil desajustado en relación a los retos y exigencias del medio social. Como adultos responsables debemos proveer a nuestr@s hij@s una educación desde las edades tempranas en favor de su integración activa, positiva y saludable en la comunidad.

Instagram amadoalvarez1113

Facebook Amado Alvarez

Educar, tarea de amor!

La vocación profesional es muy importante para elegir y desarrollar nuestro trabajo futuro. Nuestro desempeño laboral abarca muchos años de nuestras vidas y nos permite perfeccionar nuestras habilidades laborales a través de la contínua superación y la acumulación de experiencias. Una de las profesiones que exige un 100% de vocación es la de educar y/o enseñar a niñ@s. El carácter puramente humanista de la pedagogía reta a los educadores a desarrollar cualidades y habilidades que abarcan diferentes esferas como son : la comunicación, investigación, superación contínua, observación, creatividad, empatía, maestría pedagógica, actuación, consejería, espontaneidad, jovialidad, positivismo, etc. El educador debe ser un agente activo durante todo el tiempo que interactúa con sus estudiantes, colegas y familias. En muchas ocasiones resalta más el buen resultado del trabajo educativo las características postivas y empáticas del maestro , más que el conocimiento que tenga en determinada área de la enseñanza. Los alumn@s aprenden en ambientes escolares positivos e interactivos, siguiendo las direcciones de educadores empáticos que ilustran las lecciones con sus cambios de tono de voz, sus gestos, su desenvolvimiento dentro del salón de clases y su tacto pedagógico para que cada uno de sus alumn@s brille en algún momento de la clase teniendo en cuenta sus características individuales y diferenciales. El sabor a éxito que debe disfrutar cada estudiante después de la lección depende exclusivamente de la manera en que el maestr@ halla conducido su clase. Hablamos mucho de vocación, pero cuando se trata de pedagogía y educación debemos hacer una observación cuidadosa, pues tenemos bajo nuestra responsabilidad contribuir positivamente al desarrollo de personalidades que amarán el trabajo y la superación profesional a partir de nuestra tarea y nuestros ejemplos. Muestra a tus estudiantes lo mejor de tí, tu alegría por la vida, tu paz para transmitir serenidad, tu capacidad de estimular pequeños logros y resaltar todo lo positivo que hay en cada uno de nosotr@s. Un buen maestr@ nunca será olvidado.

No dejémos de jugar!

El juego constituye una de las actividades fundamentales en la vida y sano desarrollo de los niños/as. El juego tiene diferentes características y cumple variadas funciones durante las etapas del desarrollo infantil. Mediante el juego los niños/as desarrollan muchas habilidades decisivas para el exitoso progreso prescolar y escolar, tales como : observación, imitación, comprensión, comunicación, vocabulario, paciencia, cooperación, flexibilidad de pensamiento, clasificación, creatividad, solidaridad, sociabilización, etc. La actividad de juego enriquece a los niños/as de innumerables experiencias prácticas que activarán todos los procesos psicológicos contribuyendo así a la sólida formación de un sistema de conocimientos, hábitos y habilidades premisa indispensable para un aprendizaje positivo y exitoso. Los estilos de juegos cambian según las edades y las necesidades psicológicas básicas a satisfacer y/o estimular en esos períodos del desarrollo infantil. Es común entre 1 y 3 años ver cómo los chicos/as desarman los juguetes satisfaciendo sus necesidades de manipulación, curiosidad y exploración. Es aquí cuando comienzan a establecer las relaciones objeto-función y a llamar cada cosa por su nombre , ampliando su vocabulario y lenguaje pasivo y expresivo. Ya entre los 3 y 5 años los niños/as disfrutan de imitar, representar, caracterizar y dramatizar roles sociales de los adultos que les rodean, además se activan y desarrollan aún más las necesidades de comunicación verbal y extraverbal, así como la iniciación y desarrollo de relaciones sociales interpersonales, aprenden a compartir y a esperar su turno durante la dinámica de juego. Al comenzar la etapa escolar se amplían las áreas del conocimiento, las responsabilidades, los deberes, las relaciones sociales, los roles dentro del grupo y todavía el juego sigue siendo una vía importantísima para el desarrollo del proceso de aprendizaje y de la personalidad de los chicos/as. Es necesario que la familia, los educadores, la comunidad en general estimule y practique los juegos tradicionales, los juegos interactivos, fuera de espacios cerrados, donde los niños/as den rienda suelta a su imaginación, su creatividad y su alegría. El juego tiene una función cognitiva, pero primariamente tiene una función lúdica, de goze, de disfrute infantil, donde se hagan amigos y se establezcan positivas relaciones humanas. No permitamos que nuestros niños/as se priven de reir, sudar, correr, aprender, mientras disfrutan de todo lo que realmente es apropiado a la infancia!

Instagram amadoalvarez1113

Facebook Amado Alvarez